4.1.3. Poesía épica II. Los poemas homéricos

Iniciación

En la tercera sesión de este bloque se abordan los dos grandes poemas homéricos, la Ilíada y la Odisea. Por lo que respecta a la Ilíada, en la que se narran los hechos acaecidos en unos cuantos días del noveno año de la Guerra de Troya, se prestará atención a la figura de su héroe principal, Aquiles, y se focalizará el discurso en algunas de las escenas más relevantes del poema (las asambleas de dioses, la androkataisa, la teichoscopia, la despedida de Héctor y Andrómaca, la sombra de Patroclo o el encuentro entre Príamo y Aquiles). 

Tras una referencia al contenido de los Posthomerica (o relatos referidos a la continuación de lo narrado en la Ilíada), se tratará de la Odisea, cuyo héroe en esta ocasión es Ulises, un héroe más “moderno” que los héroes de la Ilíada (aunque él también tuvo un papel importante en la Guerra de Troya). En la Odisea se describen las aventuras del héroe en su viaje de regreso a Ítaca, su patria, tras la caída de Troya, pero también de los mismos hechos desde la perspectiva de su esposa Penélope y de su hijo Telémaco. Por ello, la estructura de la Odisea es de notable complejidad (Telemaquia; viajes y aventuras por mar; el regreso, los reconocimientos, la matanza de los pretendientes, etc.) y en el relato tienen una especial relevancia los personajes femeninos. Por fin, se prestará atención a las interpretaciones antiguas y contemporáneas de la Odisea. 

Comparte tu opinión