12.1.1. Sófocles: La condena de Antígona y la tragedia de Creonte.

Profundización

Nuestra época ha hecho de Antígona una heroína romántica y ha atribuido a Creonte el papel del villano. Pero ¿fue así como los vieron aquellos primeros espectadores atenienses del 442 a.C? Si la lectura de la Antígona se la enmarca en el horizonte cultural de la Atenas del momento, se ve claramente cómo los atenienses no podían compartir todas las razones de Creonte; pero tampoco todas las de Antígona. Para los espectadores atenienses, ni Antígona fue tan heroica, ni Creonte tan villano. Nada en exceso es, y sigue siendo, el gran legado del mejor pensamiento de Atenas. Y el de esta obra.

Comparte tu opinión