1.1.6. El Bajo Imperio

Iniciación

A partir del siglo III las contradicciones internas del Imperio no podrán sostenerse más. Su fragmentación, sin embargo, no será inminente, sino que se prolongará en una lenta agonía que durará dos siglos. El fin de Roma está tradicionalmente marcado por la entrada masiva de pueblos bárbaros del norte pero, aunque el Imperio se desmorone y se creen de sus escombros pequeños reinos gobernados por tribus germanas, su legado cultural se mantendrá vivo hasta la actualidad.